Con el fin de apoyar a los profesionales de la salud en las decisiones respecto al cuidado apropiado de una enfermedad o afección clínica específica, el Sistema Nacional de Salud desarrolla documentos de referencia conocidos como Guías de Práctica Clínica (GPC), los cuales proporcionan información actualizada y basada en la evidencia científica, que permiten brindar una mejor atención a los pacientes.

Las GPC están diseñadas para profesionales de la salud (médicos generales, médicos especialistas, enfermeras, entre otros), pacientes y sus cuidadores y ciudadanos en general, cuyo objetivo es ser un referente nacional homologado que beneficie a la comunidad en general y ayude al profesional de la salud en la toma de decisiones clínicas, por lo que se actualizan de manera programada a partir de los 3 años y hasta los 5 posteriores a su publicación en el Catálogo Maestro de Guías de Práctica Clínica, o bien, antes si existe nueva evidencia que determine su renovación.

En esta sección encontrarás tales documentos de referencia en dos versiones distintas; 1) Guía de Evidencias y Recomendaciones, que incluye tanto los datos obtenidos de la búsqueda sistemática de la información, como el proceso de poner una evidencia en práctica; y 2) la Guía de Referencia Rápida.

1.183 thoughts on “Guías de Práctica Clínica

  1. Hola buenas tardes, muchas guías se contradicen de un párrafo a otro, o en lo que dice el texto con los algoritmos. Un claro ejemplo es la de DM2 y CA de mama. Para la practica clinica, cual tiene mayor validez

    1. Buenas noches Rodrigo! Me podrías especificar a que guías haces referencia, así como los párrafos que identificas que no hay correlación entre la evidencia y la recomendación. Quedo atento, saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*