Antecedentes de la Telemedicina en el Sistema Nacional de Salud

“El goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social”.1

“El derecho a la salud obliga a los Estados a generar condiciones en las cuales todos puedan vivir lo más saludablemente posible. Esas condiciones comprenden la disponibilidad garantizada de servicios de salud, condiciones de trabajo saludable y seguro, vivienda adecuada y alimentos nutritivos. El derecho a la salud no se limita al derecho a estar sano”.2

Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos.

Diario Oficial de la Federación

En mayo de 2005 la Organización Mundial de la Salud (OMS), emite una resolución sobre e-salud, en donde reconoce el impacto que el uso de las TICs representa para brindar servicios de atención médica, salud pública, vigilancia epidemiológica, educación en salud, investigación y para las actividades y disciplinas relacionadas.

El Artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales3 dice que entre las medidas que se deberán adoptar a fin de asegurar la plena efectividad del derecho a la salud, figurarán las necesarias para:

Para aclarar y hacer operacionales las medidas arriba enumeradas, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas, que supervisa la aplicación del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales3, adoptó en 2000 una Observación general sobre el derecho a la salud.

Dicha Observación general dice que el derecho a la salud no sólo abarca la atención de salud oportuna y apropiada sino también los principales factores determinantes de la salud, como el acceso al agua limpia potable y a condiciones sanitarias adecuadas, el suministro adecuado de alimentos sanos; una nutrición adecuada, una vivienda apropiada,  condiciones sanas en el trabajo y el medio ambiente, y acceso a la educación e información sobre cuestiones relacionadas con la salud, incluida la salud sexual y reproductiva.3

Según la Observación general, el derecho a la salud abarca los siguientes elementos esenciales:

Al igual que todos los derechos humanos, el derecho a la salud impone a los Estados Partes tres tipos de obligaciones, a saber:

  • Respetar

  • Proteger

  • Cumplir

Según la Observación general mencionada, el derecho a la salud también comprende «obligaciones básicas» referentes al nivel mínimo esencial del derecho. Aunque ese nivel no se puede determinar en abstracto porque es una tarea nacional, para guiar el proceso de establecimiento de prioridades se enumeran los siguientes elementos fundamentales: atención primaria de salud esencial; alimentación esencial mínima nutritiva; saneamiento; agua limpia potable; medicamentos esenciales.1

Otra obligación básica es la de adoptar y aplicar una estrategia y un plan de acción nacional de salud pública para hacer frente a las preocupaciones en materia de salud de toda la población; esa estrategia y ese plan deberán ser elaborados, y periódicamente revisados, sobre la base de un proceso participativo y transparente; deberán prever indicadores y bases de referencia que permitan vigilar estrechamente los progresos realizados; se deberá prestar especial atención avulnerables o marginados.4

Bibliografía

¿Qué es la Telemedicina?

El acceso, la equidad, la calidad y la rentabilidad son puntos clave que afrontan la atención de la salud tanto en los países desarrollados como en los menos desarrollados económicamente. Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s) mas modernas, como las computadoras, el Internet y los teléfonos celulares, están revolucionando la forma en que las personas se comunican entre sí, buscan e intercambian información y enriquecen sus vidas. Estas tecnologías tienen un gran potencial para ayudar a adaptar los problemas de salud globales contemporáneos.

¿Qué es la Telemedicina?

La Telemedicina, un término acuñado en la década de los 70’s, que significa literalmente “curar a distancia”, significa el uso de las TIC para mejorar los resultados en la salud de los pacientes, aumentando el acceso a la atención médica y la información. Reconociendo que no existe una definición definitiva de Telemedicina la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha adoptado la siguiente descripción general.

El suministro de servicios de atención sanitaria en los casos en que la distancia es un factor crítico, llevado a cabo por profesionales sanitarios que utilizan tecnologías de la información y la comunicación para el intercambio de información válida para hacer diagnósticos, prevención y tratamiento de enfermedades, formación continuada de profesionales en atención a la salud, así como para actividades de investigación y evaluación, con el fin de mejorar la salud de las personas y de sus comunidades.

La Telemedicina es una ciencia abierta y en constante evolución, ya que incorpora nuevos avances en la tecnología y responde y se adapta a las cambiantes necesidades de salud y contextos de la sociedad.
Algunos distinguen la Telemedicina de la Telesalud restringiendo la primera a la prestación de servicios únicamente por parte de los médicos y la segunda, los servicios prestados por profesionales de la salud en general, incluyendo enfermeras, farmacéuticos y otros.

Podemos destacar de la Telemedicina:

  • Su propósito de proporcionar apoyo clínico.

  • Se pretende superar barreras geográficas, conectando usuarios que no están en la misma ubicación física.

  • Implica el uso de varios tipos de TICs.

  • Su objetivo es mejorar los resultados de salud.

Antecedentes e historia

Históricamente, la Telemedicina se remonta a principios del siglo 20 cuando los datos de un electrocardiógrafo se transmitieron a través de cables telefónicos. La Telemedicina, en su forma moderna, comenzó en la década de 1960 en gran medida gracias a los sectores militar y de la tecnología espacial, así como a unos cuantos individuos que utilizaban equipos comercialmente disponibles. Ejemplos de hitos tecnológicos tempranos en la telemedicina incluyen el uso de la televisión para facilitar las consultas entre especialistas en un instituto psiquiátrico y los médicos generales en un hospital psiquiátrico estatal y la provisión de asesoramiento médico experto del hospital de enseñanza principal a un centro médico del aeropuerto.

Los últimos avances en la utilización de las TIC por parte de la población en general han sido los mayores impulsores de la Telemedicina durante la última década, creando rápidamente nuevas posibilidades de prestación de servicios de salud. Esto ha sido cierto para los países en desarrollo y para las zonas subatendidas de las naciones industrializadas. La sustitución de las formas analógicas de comunicación por los métodos digitales, combinada con una rápida caída en el costo de las TICs, ha despertado un gran interés en la aplicación de la Telemedicina entre los proveedores de atención de salud y ha permitido a las organizaciones sanitarias imaginar e implementar nuevas y más Eficientes de proporcionar atención. La introducción y popularización de Internet ha acelerado aún más el ritmo de los avances en TICs, ampliando así el alcance de la Telemedicina para abarcar aplicaciones basadas en la Web (por ejemplo, correo electrónico, teleconsultas y conferencias a través de Internet) y enfoques multimedia (por ejemplo, imágenes digitales y video ). Estos avances han llevado a la creación de un rico tapiz de aplicaciones de Telemedicina que el mundo está llegando a utilizar.