Aplicaciones de la Mastografía Convencional en Telerradiología

Continúa siendo el método más efectivo para detectar tumores de mama en fase precoz cuando la enfermedad puede ser tratada con más éxito. Presenta una alta sensibilidad (capacidad para detectar verdaders positivos) y puede visualizar del 85 al 90% de los tumores de mama en mujeres de más de 50 años. Puede también detectar un tumor hasta 2 años antes de que sea clínicamente palpable. La limitación está en su especificidad (capacidad para identificar verdaderos negativos).

En la literatura médica se observan cifras de especificidad muy variables (tan bajas como del 30% hasta el 80%). Diversos estudios han observado que la mastografía de cribado tiene una alta sensibilidad (entre 80 y 95%) y especificidad (93-95%) y que las dos mediciones se incrementan generalmente al aumentar la edad de la paciente.30

La mastografía es menos sensible y específica en mujeres más jóvenes, que suelen tener las mamas más densas, en mujeres mayores con mamas densas y en aquellas que han sido sometidas a cirugía o radioterapia.

A la hora de valorar los hallazgos mastográficos, la clasificación BI-RADS (Breast Imaging Reporting and Data System), propuesta por el American College of Radiology, es la que más se emplea a nivel internacional, con las siguientes puntuaciones

*Categoría 0: es necesario realizar estudios por imágenes adicionales o comparar con mastografías anteriores. Esto significa que es posible que haya una anomalía que no sea visible o no esté definida con claridad y se necesiten exámenes adicionales, como el uso de una compresión puntual (se aplica compresión a un área menor cuando se hace la mastografía , vistas agrandadas, vistas especiales en la mastografía o ultrasonido

*Categoría 1: hallazgo negativo. No hay ninguna anomalía importante que reportar. Las mamas lucen igual (son simétricas), no hay bultos (protuberancias), estructuras distorsionadas, o calcificaciones sospechosas. En este caso, negativo significa que no se encontró algo malo.

*Categoría 2: hallazgo benigno (no canceroso).  También se trata de un resultado negativo del mastografía (no hay signos de cáncer), pero el médico que realiza el informe prefiere describir el hallazgo como benigno, tal como calcificaciones benignas, ganglios linfáticos en el seno o fibroadenomas calcificados. Esto asegura que otras personas que vean la mastografía no interpretarán equivocadamente este hallazgo benigno como sospechoso. Este hallazgo se incluye en el informe del  para ayudar en la comparación con futuras mastografías.

*Categoría 3: hallazgo posiblemente benigno, se recomienda seguimiento a corto plazo. Los hallazgos en esta categoría tienen una muy buena posibilidad (más de 98%) de ser benignos (no cancerosos). No se espera que estos hallazgos cambien con el tiempo. Pero ya que no se ha probado que sea benigno, es útil ver si han ocurrido cambios a lo largo del tiempo en el área de interés. Por lo general, se hace seguimiento a los 6 meses cuando se repite la evaluación con imágenes y luego regularmente, hasta que se determine que el hallazgo está estable (usualmente un mínimo de 2 años). Este enfoque evita biopsias innecesarias, pero si el área cambia a lo largo del tiempo, permite hacer un diagnóstico en sus inicios.

*Categoría 4: anormalidad sospechosa, se debe considerar una biopsia. Los hallazgos no parecen indicar de manera definitiva que sean cancerosos, pero pudiera ser cáncer. El radiólogo está lo suficientemente preocupado como para recomendar una biopsia. Los hallazgos en esta categoría tienen un rango amplio de niveles de sospecha. Por este motivo, algunos médicos pueden dividir esta categoría aún más:

  • 4A: hallazgo con una sospecha baja de que sea cáncer
  • 4B: hallazgo con una sospecha mediana de que sea cáncer
  • 4C: hallazgo de preocupación moderada de que sea cáncer, pero no tan alta como la Categoría 5

*Categoría 5: anormalidad que sugiere firmemente que se trata de un hallazgo maligno, se deben tomar las acciones adecuadas. Los hallazgos tienen la apariencia de malignidad y hay una alta probabilidad (al menos 95%) de que se sea cáncer. Se recomienda firmemente la realización de una biopsia.

*Categoría 6: resultados de biopsia conocidos con malignidad demostrada, se deben tomar las acciones adecuadas. Esta categoría se utiliza únicamente para hallazgos en una mastografía que ya han demostrado ser cancerosos según una biopsia realizada con anterioridad. Los mastografías se usan de esta forma para ver cómo el cáncer está respondiendo al tratamiento. Directamente asociado a una recomendación sobre frecuencias del estudio de escrutinio está el hecho ineludible de que  debe ser de calidad, y el personal estar debidamente entrenado. Tanto en Estados Unidos como en Europa, las recomendaciones sobre el escrutinio mastográfico han estado unidas a la reglamentación de cumplimiento obligatorio respecto de la garantía de calidad en los servicios radiológicos que ofrecen . El Congreso de los Estados Unidos aprobó en 1992 la Ley de estándares de calidad en mastografía, Mammography Quality Standard Act (MQSA), para asegurar que todas las mujeres tengan acceso a una mastografía de calidad. La MQSA reglamenta el funcionamiento del servicio que ofrece y el entrenamiento del personal médico y técnico, e impone programas estrictos de control y garantía de la calidad. El programa comenzó a aplicarse por la Food and Drug Administration (FDA) en 1995, sus especificaciones han sido revisadas y su vigor se extiende ahora hasta 2007.

Debido a las exigencias de alto contraste (para la detección de nódulos de composición similar al tejido sano circundante) y de alta resolución (para la visualización de calcificaciones que miden unos 100 a 300 μm de tamaño y para caracterización del nódulo), la mastografía debe obtenerse con un equipo especialmente diseñado para lograr estos fines. En términos generales, el buen contraste se asegura disminuyendo en lo posible la energía de la radiación, y la buena resolución, minimizando el tamaño de la región donde se originan los rayos X y evitando el movimiento de la glándula mamaria durante el tiempo de exposición.