Aspectos Médicos de la Telerradiología

Según la epidemiología y la incidencia de algunas enfermedades, la introducción de los sistemas de telerradiología en zonas rurales del país tendría un impacto directo sobre las siguientes enfermedades:

La utilidad de las placas radiográficas incluye un gran número de entidades y datos que, al correlacionarse con la clínica, confirman o no un diagnóstico. Entre las placas más solicitadas encontramos:

Radiografía de Tórax

Con esta placa se pueden detectar procesos infecciosos como neumonía, bronquiolitis, bronquitis y tuberculosis, entre otras, enfermedades intersticiales y vasculares en el parénquima pulmonar, así como, la confirmación clínica de datos de consolidación lobar, identificación de nódulos pulmonares, embolia, edema, enfisema y colapso pulmonar, atelectasia, neumotórax, hidrotórax, etcétera. También se utiliza para determinar el tamaño cardíaco de cardiopatías congénitas y otros procesos que cursan con cardiomegalia, insuficiencia cardíaca y derrame pericárdico. En el área del mediastino se pueden detectar calcificaciones, desviaciones y masas. Otros usos de este tipo de radiografía son las fracturas, fisuras o erosiones costales y claviculares. Puede complementarse con estudios baritados y diagnosticar algunas enfermedades congénitas como la atresia esofágica.

Radiografía de Abdomen

Se utiliza en las siguientes entidades:

  • Patrones de gas estomacal y abdominal
  • Ingesta de cuerpos extraños
  • Estenosis pilórica hipertrófica (baritado)
  • Obstrucción intestinal y seudoobstrucción intestinal (dilatación intestinal)
  • Líquido o aire peritoneal libre
  • Hidronefrosis y poliquistosis renal
  • Pielonefritis
  • Tumores renales
  • Litiasis renal
  • En estudios baritados patología colónica
  • Invasión neoplásica
  • Masas abdominales en lactantes y niños

Sistema musculoesquelético

  • Fracturas, esguinces, luxaciones y subluxaciones
  • Osteomielitis
  • Osteoporosis
  • Diferentes tipos de artritis (reumatoide, gotosa, etc.)
  • Tumores óseos metastásicos
  • Síndromes genéticos

Cráneo y macizo facial

  • Calcificaciones superficiales
  • Hiperostosis
  • Sinusitis
  • Fracturas
  • Procesos dentales

Otras aplicaciones: mastografía convencional, mastografía digital, ecografía e impedancia eléctrica. Para la transmisión de imágenes de mastografía, es necesario digitalizar las imágenes en formatos de alta resolución para poder enviar y recibir información sin pérdidas.

Esto sería de particular importancia en zonas marginadas, sin cobertura en servicios de salud, cuyo acceso a este tipo de estudios es nulo. Una ventaja de estas transmisiones es la oportunidad de que los estudios pueden ser vistos y valorados por más de un médico. Este tipo de adquisiciones y el costo de su mantenimiento limitan la aceptación de los sistemas de mastografía digital, sin mencionar que la interpretación satisfactoria debe ser en menor tiempo y con una transferencia de datos adecuada, tomando en cuenta que las imágenes de mastografía tienen un peso aproximado de 40 Mb, lo cual requiere un tipo de conectividad adecuado. La estación de trabajo requiere también de un equipo de monitores que permita la visualización adecuada de las imágenes enviadas. Sin embargo, la tendencia en el mundo afirma que los costos se reducirían en un futuro próximo, ya que el costo de la inversión está justificado por el impacto en la lucha contra el cáncer de mama. Estudios preliminares han demostrado que el tiempo de adquisición de las imágenes convencionales de mastografía es del doble en comparación con la digitalización y envío de las imágenes; sin embargo, en nuestro medio, la mayoría de las instituciones de salud cuentan con equipos convencionales. Otros estudios observacionales prospectivos indican que la mastografía digital es más segura que la de placa para detectar cáncer de mama en mujeres premenopáusicas y perimenopáusicas con senos radiográficamente densos, aunque la seguridad general en el diagnóstico es similar para ambas tecnologías.