Filosofía y Valores de la Telemedicina

Filosofía

La necesidad del recurso humano en un área laboral nos lleva a proveer una cultura institucional en un ambiente digno, que promueva el desarrollo y desempeño profesional de los prestadores de servicios de salud y educativos para la satisfacción de los usuarios en la coordinación, infraestructura, equipamiento e implementación del programa de Telemedicina y teleeducación, además del respeto de los derechos humanos para mejorar la calidad de atención.

Valores

El recurso humano involucrado en el programa de Telemedicina debe ser contar con los siguientes valores:

  • Respeto a la vida. Ante cualquier situación anteponder a este valor.

  • Compromiso. Con los usuarios (pacientes, médicos, enfermeras, paramédicos, involucrados en la atención a la salud, etc.), con el fin de brindar atención de calidad, mediante la constante entrega que ayudará a obtener las competencias necesarias para el trabajo.

  • Responsabilidad. Consiste en asumir las consecuencias de los actos realizados: obedecer la propia conciencia y a las autoridades en un acto de disciplina y compromiso del deber.

  • Honestidad. Siempre ser honestos, éticos y confiables en todas nuestras acciones.

  • Equidad. Apoyada en la igualdad de los seres humanos y en el deseo sincero de ser caritativos y solidarios con los demás.

  • Justicia. Con el fin de conocer, respetar y hacer valer los derechos de los demás, dándoles lo que es debido de acuerdo con el cumplimiento de sus deberes y de acuerdo a sus derechos.

Vivimos tiempos de transición. El comienzo del siglo XXI coincide con el paso gradual, dificultoso, contradictorio y desigual, de una sociedad industrial hacia una sociedad de la información y el conocimiento. En la caracterización de la historia de las sociedades nunca han sido buenas las generalizaciones. A pesar de ello es natural buscar nuevas tendencias evolutivas, organizar y clasificar los procesos, establecer etapas e intentar evolucionar ante los avances de la tecnología.

Durante el desempeño de las labores habituales, los profesionales de la salud enfrentan  un sinnúmero de decisiones diagnósticas y terapéuticas y las conclusiones a las que llegan suelen fundamentarse en los propios conocimientos, con un grado de exactitud variable, en un contexto asistencial en el que ejercen presión de referencias sobre variaciones en la práctica médica, lo cual tiene diversas implicaciones en la práctica clínica y en las políticas sobre la salud; es por ello que hace falta recurso humano especializado en las diferentes unidades médicas alejadas además de capacitación médica para llevar a cabo atención médica de calidad.

En esta brevísima síntesis de las grandes transiciones humanas de las que somos beneficiarios y protagonistas, debemos resaltar un elemento particularmente fértil: la capacidad de innovación humana. La fabulosa maquinaria tecno-científica que sustenta nuestro tiempo está basada en la curiosidad humana, capacidad de observación, análisis y transformación en la realidad del mundo que nos rodea, y nuestra habilidad para crear, para inventar aquello que no existe.

El paso de la tecnología y la implementación de programas innovadores nos llevan a una escasez de recursos humanos que cubran el perfil para dirigir y llevar a cabo las atribuciones que les confieran para el programa de Telemedicina y teleenseñanza con el fin de tomar decisiones en salud que ayuden a la conducción y estabilización del mismo.

La necesidad del recurso humano se sustenta en la falta de conducción de dichos programas, lo que continúa repercutiendo en la falta de atención médica de especialidad y educación médica continua en las diferentes zonas geográficas de difícil acceso en nuestro país. A ellos se debe la inminente necesidad de contar con personal calificado para desarrollar este tipo de funciones, que beneficiarán a un sinnúmero de pacientes y de profesionales de la salud.

En este apartado se pretende plantear la ubicación del recurso humano que lidereará el programa de Telemedicina, obteniendo con ello la equidad en el otorgamiento de los recursos para estos programas en las diferentes dependencias y se logre garantizar una atención médica de especialidad y educación médica a distancia de excelencia a costos razonables.

En la actualidad para estos programas se buscan políticas adecuadas dirigidas a la administración, el manejo de tecnologías médicas, los sistemas de apoyo operacional, coordinación y programas de seguridad y calidad, que beneficien en la calidad de la atención médica y la educación médica a distancia. La falta de lo antes mencionado repercute en:

  • Falta de liderazgo en los programas de Telemedicina y teleeducación.

  • Falta de conducción de los programas referidos.

  • Planeación y administración inadecuada de los recursos destinados a la infraestructura de los programas de Telemedicina y teleeducación.

Todos estos aspectos afectan de forma negativa la calidad, eficiencia, eficacia, economía y continuidad, tanto en la prestación de los servicios como en el Sistema Nacional de Salud en general.

Los problemas de organización están principalmente relacionados a las dificultades, a los cambios inevitables de los modelos de trabajo y de los procedimientos, el trabajo de transcripción en el registro de datos, la necesidad de adiestrar al personal, la seguridad física de los datos y la confidencialidad de la información relacionada a los pacientes y a la distribución de los recursos. Algunos temas centrales que no se han abordado plenamente y repercuten en la calidad de la  atención en Telemedicina son: cómo alinear  las TIC a las metas de mejoramiento institucional y a la salud, las expectativas de los proveedores del servicio, clientes, contribuyentes y reguladores, y cómo crear en todo proyecto la aglomeración crítica de directores, coordinadores y profesionales de la salud adiestrado en el uso de esas nuevas tecnologías.

Las organizaciones de atención sanitaria exitosas confiarán cada vez más en la colaboración de todas las partes interesadas vinculadas al programa de Telemedicina y teleeducación siempre que se cuente con el complemento de todos los factores y actores involucrados.

Integración y estandarización con las áreas:

  • Compartir información en salud.

  • Apoyar en la disminución de la morbimortalidad de los programas prioritarios.

  • Aprovechar las oportunidades de los recursos económicos.

  • Mejorar la coordinación de los recursos físicos y materiales.

  • Apoyar en la infraestructura de los programas en las unidades médicas.

  • Crear contenidos médicos para la educación médica continua.

El programa permitirá:

  • Fomentar la equidad en el estado de salud, en el acceso y uso de los servicios, y en el financiamiento de éstos para el programa de Telemedicina.

  • Aumentar la eficiencia del gasto en salud y de la asignación y gestión de los recursos para Telemedicina.

  • Asegurar la sostenibilidad, tanto en términos de legitimidad como de financiamiento, en Telemedicina.

  • Impulsar la participación social en la planificación, gestión, provisión y evaluación en el desarrollo del programa de Telemedicina.

  • Mejorar la calidad de la atención, tanto desde la perspectiva técnica como desde el punto de vista del usuario dentro del programa de Telemedicina.

Se necesitan recursos médicos e informáticos complejos, que usen indicadores variables de cambio, para monitorizar la mejoría en los resultados de las intervenciones de salud. Se requiere de un trabajo en equipo integrado para el adecuado funcionamiento del programa de Telemedicina, con el apoyo de otras áreas, exigiendo con ello un mayor trabajo simultáneo para coadyuvar con los programas prioritarios en las entidades federativas y universidades, el programa de Telemedicina y teleeducación, para proporcionar apoyo en la calidad de atención en salud así como en la educación continua del profesional. El impacto de este vínculo usualmente precisa del análisis y respuestas colectivas de otros sectores.

El aprovechamiento de los beneficios y del procesamiento y uso del programa depende de múltiples factores. Entre los más importantes destacan:

  • Definición clara de metas

  • Colaboración entre partes interesadas

  • Infraestructura tecnológica e integración de sistemas u normas

  • Implementación de medidores del desempeño

Es fundamental contar con la infraestructura necesaria y el personal técnico calificado para garantizar que la solución gerencial cumpla con los niveles de servicio comprometidos, en condiciones óptimas de funcionamiento y eficiencia durante la mayor parte del tiempo posible.

Es así que con esta pauta, nace la necesidad recursos humanos en el organigrama existente para la coordinación del programa de Telemedicina , con nivel jerárquico para la toma de decisiones y para el apoyo en las diferentes áreas dentro de la estructura organizacional, donde las características y necesidades varían de acuerdo al tipo de unidad de salud o unidad educativa, esto con el fin de satisfacer  las necesidades de atención que puedan ocurrir en cada uno de estos diferentes tipos de unidades.

El presente apartado está dirigido a los servicios de salud públicos y privados, además a las universidades de cualquier parte del país donde pueda ser adoptado. Los servicios de salud,y   las universidades, están diseñados para resolver las necesidades de salud y capacitación de la población, con el apoyo de un número variable de servicios de alta especialidad y subespecialidades médico-quirúrgicas y profesores capacitados. Se entiende como servicio de salud a aquel servicio de atención que se brinda a una persona y que está dirigido a la reparación de daños a la salud, de baja frecuencia y alta complejidad, que involucran una combinación de procedimientos clínicos o quirúrgicos, con tecnología de última generación, altos equipos de profesionales de la medicina y otras disciplinas de la salud, con elevado nivel de formación y experiencia para proveer el recurso para la salud en sus diferentes niveles de atención, así como la vinculación con las diferentes áreas.

Sugerencia de cita: Filosofía y Valores de la Telemedicina [Recurso Electrónico]. México: Secretaría de Salud. Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud;2018.  https://cenetec-difusion.com/observatorio-telesalud/2018/07/20/filosofiayvalores-telemedicina/