Introducción a la Telemedicina

México comparte con el resto del mundo problemas como la falta de médicos especialistas, la escasez de recursos, el aumento en la demanda de servicios y la centralización de éstos. Además, se agregan la gran extensión del país, las características geográficas accidentadas del territorio y las dificultades de comunicación.

De estos problemas, la centralización juega un papel importante, ya que la mayor parte de los recursos se encuentran en las grandes ciudades y llevarlos al resto del país puede resultar muy difícil la mayoría de las veces, incosteable. En este contexto,  soluciones  tecnológicas en salud como la Telemedicina tienen una importante contribución que hacer. Aunque su función no es resolver directamente las graves diferencias, sí puede y debe acercar a  la población a los servicios de salud.

Su valor agregado es hacer posible el contacto de médicos especialistas con médicos generales de las zonas rurales, teniendo así una doble ventaja: por un lado fortalece el desempeño y la experiencia de los médicos generales, por el otro, hace posible que cualquier persona tenga la oportunidad de escuchar la opinión de un especialista, sin desembolsar grandes cantidades de dinero o realizar desplazamientos de horas para recibir una consulta.

Existe una gran demanda de atención médica especializada dentro de las comunidades de cada estado de nuestro país, lo cual se debe a la escasez de médicos especialistas en las diferentes localidades, esto  motiva a que los pacientes deban trasladarse desde sus lugares de origen hacia las capitales de sus estados, con los elevados costos que ello con lleva. Además, la situación se agrava cuando se trata de enfermedades crónicas, como las cardiovasculares, que exigen mantener un control periódico. Pocos pacientes pueden salir de sus comunidades y se quedan en sus regiones sin tener atención médica de especialidad, agravando  problemas de salud como la diabetes mellitus, la hipertensión arterial y las muertes materno-fetales.

La Telemedicina puede ayudar a derribar barreras geográficas, modificando escenarios establecidos y motivando a las autoridades sanitarias y a los proveedores de servicios, tanto en los sectores públicos como privados, a tomar decisiones estratégicas que pueden afectar sustancialmente la manera en que se proveen los servicios sanitarios, así como, la distribución de los recursos humanos y materiales. Aunque podría parecer que se trata de  una solución tecnológica es una solución de atención en salud donde el verdadero reto reside en que todos los participantes involucrados trabajen en conjunto.

Así, nuestros esfuerzos deben estar encaminados a crear un marco de trabajo común, estableciendo conjuntamente lineamientos y estándares que sean de utilidad para todos los actores y como referencia para el trabajo interdisciplinario e interinstitucional