Entre las enfermedades que son retomadas por las Guías de Práctica Clínica, la hipertensión arterial ocupa un lugar primordial dado que afecta a más del 20% de los adultos entre 40 y 65 años y casi al 50% en las personas mayores de 65 años; conozcamos información clave de esta afección:

De entrada, la enfermedad silenciosa, como también se le conoce por ser asintomática, es la elevación persistente de la presión arterial por encima de los valores establecidos como normales, es decir, 140/90 –presión sistólica/presión distólica-. La relevancia de este padecimiento es que es una condición que predispone a enfermedades cardiacas, renales y cerebrales.

La genética, obesidad, la falta de ejercicio, el estrés y un elevado consumo de sal, alcohol y tabaco son alguno de los factores que incrementan el riesgo de padecerla. Pero, ¿cómo es que las personas se percatan de padecer hipertensión arterial? En tanto no presenta síntomas, en la mayoría de los casos su descubrimiento es casual, se asocia con dolor de cabeza, nerviosismo, hemorragia nasal espontánea, entre otros.

A nivel de órganos, el corazón del hipertenso debe realizar un mayor trabajo, provocando que las paredes del mismo aumenten de tamaño, por lo que necesitan más sangre para alimentarse; cuando las arterias no son capaces de aportársela por la arterioesclerosis, se produce angina o infarto al miocardio. El exceso de trabajo del corazón termina por agotarlo, ocasionando insuficiencia cardiaca. El riñón puede acabar desarrollando una insuficiencia renal. La afectación de las arterias del cerebro produce infartos cerebrales o hemorragias. La vista resulta dañada por la afectación de los pequeños vasos de la retina.

En otras palabras, el exceso de la presión de la sangre daña el sistema vascular, por lo que cualquier órgano puede resultar afectado debido principalmente al desarrollo de arterioesclerosis.

Una dieta sana y ejercicio físico pueden ser suficientes para controlar la presión arterial y evitar un escenario como el descrito anteriormente. Si los niveles de presión arterial no son los adecuados, siga los consejos de su médico; tendrá que tomar los medicamentos de por vida e ingerir al pie de la letra la dosis del fármaco que está tomando; vigile su presión arterial regularmente y lo más importante: aunque se encuentre bien acuda a todas las citas que su médico le programe.

Ahora bien, también podrá consultar las GPC alojadas en el Catálogo Maestro de Guías de Práctica Clínica y que son coordinadas por CENETEC-Salud.

4 thoughts on “Hipertensión arterial sistémica

  1. Buen Día, me preguntaba si no tienen una repositorio o algun enlace donde se puedan descargar todas las GPC vigentes al momento, por su atención muchas gracias.

Comments are closed.